lunes, 7 de julio de 2014

Realidad: Verdad 4


No, no, no, no, ¡No!
¡Mierda! ¿Cómo se me pudo haber ido el tiempo así?
Estaba volando bajo la lluvia, ya no tenía oportunidad de ir mi departamento para cambiarme, ¡sabía que era mala idea no usar el auto hoy!; debía de ir directamente a su casa. ¡Hadrian iba a matarme! Llevaba años sin que esto pasara.
Ahora, por culpa de un estúpido niño iba a recibir la tunda del año...o mejor dicho la del mes.
Unos minutos después. llegué al umbral de su casa. Las cortinas estaban cerradas, pero aún así se podía notar que las luces estaban encendidas. Mierda. No se oía la usual música de jazz que ponía cuando me estaba esperando. Doble mierda. Debía de estar realmente cabreado.
Ha como pude me exprimí el exceso de agua del cabello, ni me molesté por intentar secarme la ropa, esa era una batalla perdida. Tomé una gran cantidad de aire por la boca y, con la mano temblorosa, giré la perilla de la puerta.




Sigue leyendo aquí.



Sólo espera cinco segundos y da clic en "Saltar publicidad"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada